miércoles, 12 de septiembre de 2012

MI OPINION DE LA SITUACION DEL TIMBRADO

Hoy estoy filosófico y con ganas de cambiar el mundo. A ver cómo sale el artículo. Sabreis los que me vais leyendo que pasé once años retirado de la afición por motivos profesionales y personales. Regresé a la canaricultura el año anterior y me he encontrado muchas cosas cambiadas. Y eso que me lo advirtieron: que esto está muy liado, que no es lo que era, que han quedador cuatro criadores y el cabo, que en los concursos siempre somos los mismos, pocos y mal avenidos. Positivo y optimista que es uno ni caso de las opiniones y comentarios aunque sí que ha sido chocante constatar que la mayoría son pesimistas cuando no negativos. Yo a la mía y a llevarme bien con todo el mundo y ayudar en lo que pueda y a quien pueda que es lo que procede como buena persona que soy. Los dos grandes problemas que tiene actualmente el timbrado son su gran desconocimiento por el gran público y la atomización y desunión de los criadores. Es un raza fácil de criar y cualquiera con una cierta sensibilidad, dedicación y conocimientos puede conseguir pájaros de mediana calidad si no buenos. Todos sabemos lo agradable, potente y melódico que resulta el canto del timbrado, más si lo comparamos con los canarios de color. Y también sabemos la dedicación constante que requiere educar estos canarios en el canto y conseguir ejemplares cuyo canto se ajuste a los cánones establecidos por las diferentes planillas. Lo expresado no le llega al gran público: el timbrado en los centros de venta especializados pasa como un ejemplar más, desvalorizado como un balconero cualquiera y mezclado con todo tipo de razas de color (mis respetos a los criadores de color y postura, faltaría más) sin que el comprador aficionado o criador pueda conocer, valorar y apreciar las intrínsecas características de nuestro canario de canto. Lo peor de todo: tal vez elija un balconero que emite cuatro gorjeos tipo gorrión y se lleve a su casa un pájaro que canta poco y mal. Y cuando hablo de valoración no hablo de precio, mucho menos de incrementar precio. Hablo de valorar en su medida los ejemplares, que se reconozca lo que cuesta conseguir un buen canario de canto. A tal fin, habría que crear un registro de criadores, una denominación de origen timbrado español que avalara, certificara y valorara en su justa medida los canarios así como formar a los centros de venta especializados en las virtudes de nuestros canarios. Otra: tenemos la FOE y la FOCDE y dos planillas y dos Campeones de España amén de dos campeones autonómicos cada año. Como si hubieran dos ligas de futbol y con diferentes reglas en cada una. Kafkiano. ¿Tan difícil es sentarse, hablar, crear, construir, realizar una sola planilla? Es prioritario unificar las dos planillas y crear una única mediante un diálogo constructivo de reputados expertos y con la aprobación de la mayor de los criadores. Y a conformarse con lo que surja, respetar el trabajo de los expertos y la opinión de la mayoría. Es tan fácil escribir... Se aceptan de buen grado críticas constructivas y todo tipo de opiniones respetuosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario