jueves, 3 de enero de 2013

EL PROGRAMADOR DE LUZ


Un aspecto fundamental en la cría de los canarios y otras aves son las horas de luz y la intensidad de la misma, estos animalitos entran en celo cuando tienen 12 horas de luz. De aquí la tradición de aparearlos hacia San José, cuando tan largos son los días como las noches, fecha orientativa para unir las parejas para aquellos aficionados que tienen los pájaros en el exterior. Los que tenemos los canarios en interior podemos alterar a nuestra conveniencia (véase el anterior artículo Pichones en Navidad???) la fecha del apareamiento regulando la luz del aviario mediante unos sencillos programadores digitales. Estos aparatos disponibles en cualquier lampistería o comercio de electrónica encienden y apagan la luz a la hora que les marquemos. Su instalación a enchufe o linea eléctrica es relativamente sencilla, si bien recomiendo la supervisión por parte de un lampista profesional si uno no es un avezado manitas. En nuestro aviario disponemos dos programadores: uno con bombilla luz amarilla efecto amanecer-atardecer que enciende 20 minutos antes que los fluorescentes generales y se apaga a los 10 minutos de haberse encendido éstos representando el amanecer mientras que por la tarde-noche la función es inversa: la luz amarilla se enciende 10 minutos antes de que se apague la general y permanece encendida durante 20 minutos antes de apagarse y dejar el aviario ya a oscuras. Resulta sorprendente ver cómo los canarios adquieren el hábito por la noche de buscar dormidero en cuanto se enciende la bombilla amarilla que simula el atardecer. El segundo programador simplemente enciende y apaga los fluorescentes generales. Es importante ir aumentando progresivamente las horas de luz, por ejemplo añadir de 15 a 30 minutos de luz por semana hasta llegar a las 12 horas por día que sería el mínimo necesario como inicio del celo y apareamiento. A partir de este momento podemos ir aumentando también progresivamente las horas de luz, en definitiva se trata de imitar a la Naturaleza en el aumento de las horas de luz en primavera. Poner muchas horas de luz de golpe está contraindicado: las hembras se encelan rápidamente generando puestas falsas, huevos claros y desgantándose inútilmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario