jueves, 10 de marzo de 2016

No por mucho madrugar...

...Amanece más temprano. Relataba el pasado 17 de Febrero en el artículo "Adelantada la Temporada de Cría" que había sido un acierto el tomar la decisión de avanzar el apareamiento de los timbrados. Además afirmaba, inocente de mí, que los resultados en cuanto a huevos puestos validaban el acierto de la decisión. Como hoy el artículo va de refranes aquí va otro. Dicen en mi tierra que "No es pot dir blat fins que és al sac i ben lligat" que traducido viene a ser "No se puede contar el trigo hasta que no está en el saco y bien atado". El refrán es apropiado y refleja la situación anómala que me ha tocado pasar por no decir padecer. Me explico: las nueve parejas pusieron en total 41 huevos con una media de 4.55 huevos/pareja. 


Hasta aquí bien, estas cifras justifican la frase escrita el 17 de Febrero referente al acierto de adelantar el apareamiento. Pero se estropeó la puesta, y de qué manera pues de 41 huevos sólo nacieron 21 pichones, una pobre media de 2.33 pichones/pareja. Explicado de otro modo: la mitad de los huevos estaban hueros o los pichones no llegaron a desarrollarse. Un pequeño drama que ha culminado en una primera vuelta con sólo 18 pichones anillados, una triste media de 2 pichones/pareja. Como consuelo de pobres indicar que de los nacidos sólo han muerto 3 en los primeros días y que he sacado pájaros de las parejas que más me interesaban a nivel genético. 


¿Dónde está el error? Sin duda en haber adelantado la fecha de unión de las parejas. Inducido por una climatología muy benigna a finales de Enero en particular y todo el invierno en general me precipité en poner los nidos a las primeras señales de celo de las hembras. Es evidente que no estaban dispuestas aún para criar a pesar de haber estado bien alimentadas y convenientemente preparadas para el apareamiento. Les faltaban tres semanas bien buenas para empezar. No volverá a ocurrir esta situación que espero no traiga mayores consecuencias y las segundas y terceras puestas como mínimo sean normales. Os iré manteniendo informados. 

domingo, 6 de marzo de 2016

IV Lliga Catalana Timbrado Español


La Lliga Catalana de Canaris de Cant es una buena iniciativa impulsada por cinco sociedades de Cataluña: Sant Joan Despí, L'Hospitalet, Club Canaris de Cant, Vilafant e Igualada. Se otorgan premios a la regularidad de los participantes en concursos y esto fomenta una sana competitividad y permite seleccionar los mejores canaricultores, los más regulares como mínimo. Porque en un concurso a cualquiera se le puede "aparecer la Virgen" y ganar, muy diferente a obtener un buen resultado en la clasificación final de la Lliga. La gran labor realizada estos últimos años por diferentes criadores, sociedades y jueces han posibilitado una mejora notable y cualitativa de los timbrados catalanes así como la incorporación de nuevos canaricultores. Se ven muchas caras nuevas en concursos, exposiciones y encuentros. A título particular recibo múltiples solicitudes de información por parte de nuevos criadores. En Girona el crecimiento de aficionados está siendo exponencial, hace cuatro años los timbradistas "gironins" activos éramos tres: Albert Garriga, Ernesto Martinez y servidor. Ahora se pueden contar más de quince, algunos con una pasión desenfrenada y más moral que el Alcoyano. 
 

Y hoy domingo 6 de Marzo, con la perfecta organización del Club de Canaris de Cant de Catalunya (excepto las coca colas del almuerzo que no estaban frescas, jejeje) este incremento se ha visto reflejado con la presencia de unas 40 personas en el encuentro de la IV Lliga Catalana de Canarios de Canto. Nunca habíamos sido tantos e importante, nunca tan bien avenidos. Se capta un muy buen ambiente general y un clima positivo que posibilita la generación de nuevas ideas y mejoras. Han sido muy buenas las iniciativas de organizar un almuerzo de hermandad y la posterior charla técnica del maestro y juez Jose Manuel Martín Campillo. Una mañana entretenida en la que los compañeros hemos podido hablar abiertamente de nuestra afición e intercambiar puntos de vista. 


Es evidente que determinados aspectos deben mejorarse, los parámetros que rigieron la creación de la Lliga Catalana de Timbrado hace cuatro años han cambiado. Hay mucha más participación, más concursos, más sociedades organizando y las variaciones deben reflejarse en la mejora de la organización, de por sí muy buena, llevada a cabo con vigor y entusiasmo por las cinco sociedades y las dos Federaciones que colaboran. También es necesario cuadrar un calendario de concursos bien estructurado que posibilite la mayor participación y, tal vez, organizarlos diferente. Son ideas que han surgido. 


El debate abierto tras la entrega de premios ha sido enriquecedor y han emergido ideas y aportaciones que se pueden llevar a buen fin en beneficio de los timbradistas y asociaciones. Conviene reunirnos más a menudo y hablar más. Hay muy buenos canaricultores en Cataluña y buen ambiente, es necesario aprovechar esta energía positiva y el buen momento que vive la afición al canario de canto. Este buen momento se ha confirmado esta temporada con la medalla de plata de Francisco Morlanes en el Campeonato del Mundo. Y estoy convencido que en los próximos años los timbradistas catalanes obtendrán nuevos y regulares reconocimientos a nivel nacional y mundial.  Ahora bien, para conseguirlos debemos continuar trabajando unidos, intercambiar conocimientos y experiencias y, sobretodo, ayudar tanto como sea posible a los recién llegados a la afición. 


Agradecer a Gabriel de la Paz presidente del Club de Canaris de Cant de Catalunya la magnífica organización del acto i a las señoras "iaies" la elaboración del almuerzo. Agradecer al juez Jose Manuel Martín Campillo su charla técnica de gran valor. Este hombre es un pozo de ciencia en cuanto al timbrado se refiere, siempre dispuesto a ayudar y dar buenos consejos con fundamento. Agradecer a los presidentes de las distintas federaciones y miembros de las Juntas su esfuerzo diario en beneficio de todos.