lunes, 20 de marzo de 2017

Una Señora Nodriza



La anilla 16 2016 de la foto superior es la última hembra descendiente de mi mejor linea, la que tengo más aprecio. Murieron en el verano anterior su madre (hermana del Campeón de Cataluña 2013 y, a su vez, madre del Campeón de Cataluña 2015) y su tía. Ambas me habían dado unos ejemplares de gran valía, ambas transmitían mi mejor genética. Tengo hermanos suyos, de la 16 2016 digo, pero para conservar la linea hembra procede sacar el máximo número de ejemplares posible de esta bonita suiza -suizos denominamos en Cataluña a los canarios vaquitas- que. para más inri, tiene un defecto en el pico y creo puede tener dificultades para embuchar los pichones. La solución ha sido poner nodrizas, una solución que este año estoy, por obligación es cierto, experimentando en serio y me parece que continuaré aplicando en un futuro. Tal vez generalizando incluso. Recomiendo para conocer la técnica de cría y el proceso leer el magnífico artículo de la Sociedad Ornitológica Lucense.
El criar con nodrizas le veo muchas posibilidades. 
- Permite sacar un mayor número de pichones sin castigar las hembras seleccionadas como reproductoras con la fatigosa carga de alimentar los pichones. 
- Permite tener un mayor número de ejemplares machos hermanos o de la misma linea que serán educados en un corto espacio de tiempo y tendrán un canto uniforme. 
- Permite, a los que educamos con maestro, tener un elevado número de pichones y aprovechar el mejor momento de los maestros antes que estos entren en muda. 
- Permite reducir el tiempo de cría. Con una buena sincronización de reproductoras y nodrizas y si la suerte acompaña, en un mes es posible sacar dos nidadas adelante. 
Evidentemente, todo el monte no es orégano y hay que decir que el espacio de cría debe ser ampliado y las atenciones del criador multiplicadas pues cada reproductora necesita dos nodrizas como mínimo. Significa esto que si un criador selecciona 6 reproductoras debe disponer 12 nodrizas y habilitar 18 jaulas o espacios de cría. Más espacio y más trabajo, hay que tenerlo en cuenta antes de embarcarse en aventuras con nodrizas. Más espacio, más trabajo y más problemas, como el que he padecido - joder, no hay temporada de cría tranquila- estos días. Suerte que de momento todo ha acabado bien, ahora te lo explico. 
Para la hembra 16 2016 habilito dos nodrizas preciosas e hijas de buenas reproductoras. Sigo el proceso correctamente y a la reproductora le pongo el nido y cuando tiene la construcción bastante avanzada le meto el macho que cumple con sus funciones como un legionario, ya me entiendes, y en ese momento pongo el nido a la nodriza, una rechoncha gris anilla 59 2016.


Pero con tan mala fortuna por partida doble que la reproductora se atrasa  notablemente en la puesta y la nodriza en pocos días tiene el nido hecho y, sin conocer varón ni encomendarse ni a Dios ni al diablo, empieza a poner huevos de celo e inicia la incubación. Exactamente la nodriza empezó a incubar el 26 de Febrero. Y recibió los huevos de la reproductora el 4 de Marzo que fue cuando ésta cumplió la puesta del quinto huevo. Los pichones, afortunadamente, nacieron el 17 de Marzo lo cual significa que la nodriza ha estado 20 días incubando, 7 días más de lo preceptivo y habitual. Y servidor de los nervios la última semana de la incubación temiendo que la nodriza se levantara del nido y dijera Hasta luego Lucas.


No ha sido así, ha cumplido con creces y a fecha de hoy 19 de Marzo día del padre está alimentando correctamente los pichones, una completa nidada formada por 2 isabelas y 3 píos. Aquí queda registrado para los anales de la Historia y para consulta de los estudiosos del Timbrado Español que una nodriza ha estado 20 días incubando. ¿Lo inscribo en récord Guinnes o alguien tiene o ha tenido alguna nodriza incubando durante más tiempo? Venga, enviad comentarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario