sábado, 3 de mayo de 2014

Temporada de cría 2014

Los dos pichones de la imagen superior son los dos últimos timbrados anillados esta temporada de cría 2014 que se me ha hecho extraña por lo avanzado del inicio y la finalización y los contratiempos acaecidos en en tránsito de la primera a la segunda postura. Me explico: un invierno templado, incluso cálido, generó un celo anticipado entre los timbrados de mi aviario con lo cual inicié la temporada de cría justo a principios de Febrero cuando lo venía haciendo normalmente hacia mediados y finales de este mes. La decisión de avanzar la temporada resultó acertada pues mediado Febrero la mayor parte de las hembras ya estaban incubando con prácticamente todos los huevos fecundados, el Nekton E y S contribuye muy mucho en este aspecto. Dispuse 11 parejas y una nodriza resultando la primera postura del todo satisfactoria con unos 50 pollos nacidos y sin ninguna baja. Todo perfecto, visto el cariz positivo de la temporada de cría en aquel momento solicité 30 anillas más en mi sociedad AOBE ya que resultaba evidente que las 80 que tenía con mi número de criador no iban a ser suficientes y, ya iniciada la segunda puesta con la buena voluntad de que otros aficionados pudieran aprovecharlas cedí cinco de las seis hembras que guardaba de reserva. Craso error, no lo volveré a hacer más, que se queden para vestir santos pero servidor no vuelve a quedar jodido sin hembras de reserva. En una semana, ante mi impotencia, murieron cinco de las doce hembras reproductoras a causa de huevos atravesados. Canarias de extraordinaria calidad genética, una de ellas hermana del actual Campeón de Catalunya. Una situación fatídica para la que no tengo explicación lógica, la alimentación es correcta y el estado de salud de mis timbrados magnífico bajo mi punto de vista, claro. Rápidamente pude localizar tres hembras propias de reposición con lo que el aviario quedó reducido a diez parejas y dos machos viudos prematuros que han servido de maestros. 
La segunda puesta por suerte ha transcurrido con plena normalidad, sin incidentes. Significar que no he tenido que lamentar una sola baja entre los pichones, 100% de supervivencia, todos los nacidos han sobrevivido lo cual considero se debe al uso de la oxitetracilina vitaminada, a una alimentación rica y variada aunque sencilla basada en pasta de cría, fruta y verdura, y a una atención constante de las parejas reproductoras. Y en la temprana fecha de hoy sábado 3 de Mayo, cumplidas las dos posturas doy por finalizada esta atípica temporada de cría con 89 pichones anillados. Iniciar ahora una tercera postura, que desde el corazón la iniciaría, no sería razonable ya que a partir de Junio mi actividad laboral se intensifica muchísimo. No tendría el tiempo necesario para atender las nidadas como se merecen ni el espacio necesario habilitado en mi aviario para que aproximadamente los 40 nuevos timbrados que nacieran vivieran con comodidad. Ahora a esperar que dan de sí estos Timbrados Girona y optimizar el proceso de educación en el canto para mejorar las cualidades canoras intrínsecas de los nuevos timbrados. Pero esto será otro artículo...

2 comentarios:

  1. Antonio me alegro que al final tengas un buen número de canarios para poder trabajar... mucha suerte

    ResponderEliminar
  2. Esta claro que la cría, a pesar de los contratiempos, ha sido en su caso, muy buena- Ahora, como bien dice, preparación para los concursos, sin olvidar un momento tan crucial como la muda.

    Saludos y enhorabuena.

    ResponderEliminar