domingo, 4 de marzo de 2018

Postura de Ocho Huevos.

Los canarios timbrados, considerados como una raza rústica derivada del canario ancestral, se caracterizan por ser aves de por sí bastantes prolíficas. Esta característica se ve incluso mejorada por la selección genética que hacemos los canaricultores al elegir las hembras que mejor crían y sus hijas como reproductoras y, a mi modo de ver, por la evidente mejora en la alimentación y cuidados que proporcionamos a nuestros pájaros. En este aspecto es encomiable el trabajo que realizan las empresas de alimentación ornitológica que año tras año sacan al mercado mejores mezclas de semillas, pastas de cría y compuestos alimenticios. También puede influir en la mejora de las puestas la generalización de aportes vitamínicos especialmente aquellos que mejoran la fertilidad y calidad de la misma. Las puestas habituales son de unos cinco huevos. Concretamente, en mi aviario, la primera puesta de esta temporada de cría he obtenido la friolera de 5.4 huevos de media por pareja. Ocho hembras han puesto 5 huevos, 1 hembra con 6 y otra con 8. Otra cosa que estén todos fecundados pero haber 54 huevos haylos en los diferentes nidos.


 No son habituales estas posturas tan prolíficas y las pocas experiencias que he tenido anteriormente han acabado como el rosario de la aurora. Es bonito ver ocho huevos dentro de un nido, eso sí. Pero una postura tan abultada genera más problemas que beneficios y llegar a sacar ocho pájaros adultos de una misma nidada poco probable aún con ayuda del macho o embuchando a mano los pichones. Creo recordar -tengo una memoria pésima- que el timbradista madrileño Miguel Angel Paniagua llevó a buen fin una nidada de ocho o nueve. En el caso que expongo aquí no será posible, tras haber revisado hoy los huevos (la linterna del móvil va de cine para esta función digo como ovoscopio) de esta postura he comprobado que la mitad son hueros. Le he propuesto a mi mujer hacer tortilla de canario con los cuatro huevos no fecundados, pero me ha mirado mal y no he insistido.

Ahora toca esperar unos días que esta fina hembra isabela plata acabe de completar la incubación correctamente y nazcan los cuatro supervivientes de esta nidada. Que saldrán seguro isabelas o brunos -cada cual que les denomine como quiera, yo les digo isabelas si son hembras e isabelos si son machos- porque el macho es un bonito isabelo oro.



No hay comentarios:

Publicar un comentario